En este posteo intentaremos explicar brevemente cómo se crea contenido de realidad virtual.

Hay tres formas de contenido:

  • Filmado en 360º, como por ejemplo se puede ver en este video.
  • Animado en 360º, como por ejemplo se puede ver en este video.
  • Filmado + Animado en 360º, que es una combinación de ambos, como por ejemplo en este video.

En el primer caso, es necesaria una cámara que filme en 360º o muchas cámaras tradicionales cuyas tomas después sean unidas en computadora. Estas cámaras se consiguen en todas las tiendas actuales y existen de todos los presupuestos. Pero ¡atento a los detalles! que en 360º todo se ve.

En el segundo caso, la animación es realizada 100% en computadora. Para eso se utilizan muchos software distintos. Por ejemplo, Unity o Unreal. Hoy en día son pocas las personas o empresas que saben desarrollar de esta forma, aunque es un territorio que se está explorando mucho y cada vez más se lo ve como una excelente salida laboral.

En el tercer caso, se mezcla la filmación con la animación y se genera un mundo mixto. Como se ve en el video, la persona física es de esta realidad pero lo que genera -los dibujos- son animados.

Además de estas tres grandes categorías, también se puede clasificar el contenido como interactivo o no interactivo.

En el primer caso,  se trata de que el usuario interactúe con la realidad virtual, ya sea mediante la vista, mediante el tacto o a través de distintos accesorios. En el segundo caso, se trata de una experiencia puramente visual y auditiva.

En esta experiencia no interactiva, que tanto nos gusta mostrar para explicar la profundidad de la realidad virtual, se pueden ver distintos escenarios y situaciones.

¿Alguien dijo que algo es imposible? Todo es posible en realidad virtual.

Deja un comentario