Con estos guantes será posible sentir texturas y formas de objetos virtuales

Un nuevo elemento para acercar las experiencias digitales a las sensaciones de las personas ha llegado al panorama tecnológico. Se trata del guante de Teslasuit, el cual genera respuestas hápticas para permitirle a los usuarios percibir texturas y formas virtuales, así como recopilar datos biométricos de cada una de las personas que lo utiliza.

La manopla de Teslasuit combina en su interior varias tecnologías con el fin de crear de manera simultánea la impresión de tocar y sostener objetos digitales, además de capturar el movimientos de las manos e incluso registrar el pulso y otros datos biométricos. Este punto es importante pues a partir de esas funcionalidades, el aparato busca contribuir en la rehabilitación médica.

Las respuestas o retroalimentación háptica es el nombre que se le ha dado a las vibraciones generadas por los dispositivos con el propósito de proporcionar una mayor sensación de control sobre las acciones que los usuarios realizan ya sea sobre alguna pantalla táctil o dispositivo de realidad virtual.

Teslasuit es una compañía que surgió a mediados de esta década inspirada por la ola de empresas interesadas en el auge de la realidad virtual. Uno de sus primeros y más relevantes productos fue el traje de cuerpo completo basado en un software de realidad aumentada y realidad virtual con el cual se buscó mejorar las capacidades del cuerpo humano. Un punto en contra es que su precio es alto: USD 5.000.

Quienes posean ambos elementos (traje y guantes) tendrán la posibilidad de conectarlos a través de una red de wifi con el fin de obtener la captura de datos de movimiento del cuerpo entero, así como retroalimentación háptica para mejorar las funciones relacionadas con la realidad virtual.

Sin embargo, existe un problema en torno a estos guantes y su incursión en el mercado digital, pues ya existen otras propuestas similares de compañías como Manus VR o HaptX, las cuales otorgan respuestas hápticas mucho más exactas.

Ante este panorama, una de las principales características que distinguen a los guantes de Teslasuit son las capacidades de retroalimentación háptica y de fuerza, las cuales están basadas en una matriz de nueve electrodos en cada uno de los cinco dedos con la cual se produce la sensación de tocar una superficie inexistente en la vida real, mientras que un exoesqueleto de plástico crea resistencia y vibración con el fin de simular los objetos sólidos.

Pero si esto no fuera suficiente, los guantes también tienen la capacidad de capturar los movimientos que se realizan con las muñecas, lo cual aporta más datos para mejorar la experiencia de uso y rehabilitación, si se toma en cuenta los aspectos médicos, pues miden la frecuencia cardíaca y con ello se pueden conocer aspectos tan cotidianos como el estrés.

Este dispositivo será presentado en el Consumer Electronics Show (CES) 2020, el cual es un punto de referencia para todos aquellos que buscan prosperar en el negocio de las tecnologías de consumo, pues ha servido como un campo de pruebas para creadores, quienes lo han utilizado para presentar sus dispositivos más relevantes desde hace 50 años. El envío para los interesados en este guante se comenzará a realizar a partir de la segunda mitad del 2020.

Otras compañías de mayor peso en el mundo tecnológico también han intentado entrar al panorama de las distintas realidades digitales. Un ejemplo de ello es Apple, que está trabajando en una gama de dispositivos de realidad aumentada y virtual respaldados por un nuevo sistema de sensores 3D.

En 2021 o 2022, la compañía que tiene su sede en Cupertino, California, planea lanzar unos dispositivos de realidad virtual y realidad aumentada combinados con un enfoque en juegos, videos y reuniones virtuales. Asimismo, la compañía también tiene la intención de presentar un par de lentes de realidad aumentada en el año 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *