Partidos de baloncesto inmersivos: 5G, realidad virtual y una nueva forma de ver espectáculos

¿Y si se pudiera estar en un partido de baloncesto en directo, desde casa y en una experiencia totalmente inmersiva? Eso es lo que ha ocurrido en la Copa del Rey de la ACB Real Madrid-RETAbet Bilbao Basket y Barça-Valencia Basket, celebrada la pasada semana en el Palacio de Deportes Martín Carpena (Málaga), gracias a Telefónica y a las empresas malagueñas VREstudio y Linos Soluciones Informáticas. Solo han necesitado de unas gafas de realidad virtual HTC VIVE Standalone y del Oculus QUEST para crear una experiencia inmersiva de realidad virtual en 360º a través de la conexión 5G.

Tres cámaras 360º han aportado esta nueva visión sobre el deporte: una en la zona de árbitros, otra sobre la canasta y una tercera bajo ella para cubrir todos los ángulos. Todo ello agilizado gracias a la tecnología 5G –en este caso, hasta 60 Mb/s de video de subida–. Según Mercedes Fernández, gerente de Innovación de Telefónica España, en declaraciones a Innovaspain, el 5G es el que ha dado la capacidad de alta subida del video. “Esto, sin 5G, en una red inalámbrica a día de hoy no es posible, con garantías. El 5G nos facilita que esto pueda ser en cualquier punto con cobertura 5G sin necesidad de conexiones cableadas de fibra, pero qué duda cabe que donde haya conexiones de fibra, este tipo de subidas de vídeo se pueden realizar sin ningún tipo de problema”.

Fernández asegura que el 5G está todavía llegando en fases, tanto por la disponibilidad de la tecnología de la red y los terminales como por la de las frecuencias en las que los operadores pueden transmitir. “Actualmente –especifica–, la banda de 3,5 GHz, que es la única licitada para 5G, es decir, en manos de los operadores, tiene un alcance y penetración en interiores bajo”. Aún así, “hasta que se despliegue la segunda fase del 5G llamada SA (Stand Alone) y todas las frecuencias asignadas estén disponibles (700 MHz, 3,5 GHz y 26 GHz) no podremos decir que la red 5G está plenamente disponible con el máximo de sus capacidades”, adelanta.

A la pregunta sobre si habrá más iniciativas de este tipo, en especial en cuanto a su normalización, la gerente de Innovación de Telefónica España explica que, para que este tipo de soluciones puedan llegar al máximo número de clientes, “necesitamos que la tecnología esté realmente madura, sobre todo en las gafas de VR, donde todavía la calidad de visionado de la gafa y su comodidad no están al 100 %. También esperamos mejoras en las cámaras 360º, donde todavía, a día de hoy, la calidad de su óptica no está en línea con las cámaras profesionales de TV. El precio de estos dispositivos, que previsiblemente bajará cuando empiecen a masificarse, es también un factor importante para el éxito de estos servicios”.

Y es que la red 5G aporta la capacidad de subida suficiente para enviar el vídeo de muy alta calidad que generan las cámaras profesionales y las cámaras 360º. “El Edge Computing o capacidades de proceso ubicadas muy cerca de donde se consumen los contenidos permiten procesar ese vídeo y enviarlo con muy bajo retardo”. Así, ese procesado de vídeo puede incluir capacidades de inteligencia artificial para facilitar una realización remota de los contenidos. E incluso automática. En cuanto a las formas de visualización, dispositivos como las gafas de VR junto con la alta velocidad de bajada de la red 5G permiten entregar al cliente “una experiencia diferencial y muy inmersiva».

Del mismo modo, asegura que “por supuesto que habrá más iniciativas de este tipo. Y no solo en baloncesto, sino en otros de deportes donde consideramos la utilización de la red 5G y de nuevos dispositivos para habilitar nuevas formas de disfrutar del deporte en directo”.

Malága ha acogido con entusiasmo esta iniciativa inmersiva. Según Fernández, en Telefónica están “encantados por la buenísima aceptación que ha tenido la experiencia por parte del público, muchos de los cuáles nunca o muy pocas veces habían utilizado unas gafas de realidad virtual”. Para ella, la inmersión en el contenido es claramente diferencial. “Y ver el partido desde zonas absolutamente privilegiadas eligiendo dinámicamente el punto de vista durante la retransmisión, hace que la experiencia sea muy atractiva. Muchos de los usuarios vieron casi todo el partido, sin despegarse de las gafas”, apostilla.

Nota original y completa: Partidos de baloncesto inmersivos: 5G, realidad virtual y una nueva forma de ver espectáculos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *